5 Consejos para vivir feliz sin deudas

Puede parecer imposible, pero muchas personas consiguen vivir toda su vida sin ninguna deuda. Personas de diversas edades y niveles socioeconómicos han tomado esta decisión. No es una hazaña fácil, pero si es algo que realmente quieres, no dejes que los detractores te disuadan.

Encuentra tu mejor préstamo gratis

Algunos ahorradores dedicados incluso han visto resultados después de comprometerse a una dieta de gastos o presupuesto, en la que los participantes establecen límites sobre la cantidad de dinero que pueden gastar en ciertas necesidades y deseos. Existen innumerables métodos para los consumidores que desean reducir sus gastos, pagar sus deudas o evitarlas por completo. Lo importante es seleccionar un sistema que funcione para ti, ya que solo tú sabes cuáles son tus puntos débiles.

5 Consejos para vivir feliz sin deudas que puedes aplicar hoy mismo

Tips útiles que te ayudarán a salir de deudas fácilmente - askRobin
Photo by Joshua Earle / Unsplash

Si quieres vivir una vida tranquila y agradable, es necesario que tengas un plan financiero sólido. Es importante tener una estrategia bien planificada si quieres vivir una vida sin ansiedad. También lo es tener un plan de gastos adecuado si quieres asegurarte de que los egresos y los ingresos estén en equilibrio. Si gastas demasiado, acabarás endeudado y vivir con una deuda es estresante. Una vez que estás endeudado puedes ahogarte en ella si no tienes cuidado.

Sin embargo, no todo es una historia de terror. Hay varias personas que logran vivir una vida libre de deudas. Si tienes una deuda y conoces las tensiones que te ocasiona, es momento de cambiar tus hábitos financieros. Aquí te presentamos algunos consejos que pueden ayudarte a llevar una vida feliz sin deudas.

1. Construye un gran fondo de ahorros

Trabajar para conseguir un fondo de ahorros significativo es difícil, pero también es la forma más útil de no endeudarse. Piensa en tus ahorros como un héroe que te ayudará a enfrentarte a los gastos inesperados. De este modo, cuando aparezcan facturas médicas o reparaciones del coche, no tendrás que endeudarte.

Contar con un gran fondo de ahorros te ayudará también a contar con dinero para hacer realidad tus objetivos financieros. Estar conforme con tus hábitos financieros es de vital importancia para lograr mantener lejos las deudas. Por eso, si tus ahorros pueden permitirte lograr cosas que quieres como pagar la educación de tus hijos, o invertir en una nueva casa, el gasto será satisfactorio. Ten en cuenta que ahorrar en lugar de contratar productos financieros para lograr esos objetivos te ayudará a recortar los gastos en pagos de cuotas mensuales, creando más espacio en tu presupuesto para mantener un hábito de ahorro saludable.

2. Paga rápido los cargos a tu tarjeta de crédito

No es necesario usar exclusivamente el efectivo para evitar las deudas. Si te conoces a ti mismo y una tarjeta de crédito no es algo que puedas manejar, no la adquieras. De lo contrario, no tengas miedo de utilizar las tarjetas de crédito en tu beneficio siempre y cuando tengas la norma estricta de pagar cada compra que hagas el mismo día. Nunca esperes a la factura mensual. Esto te obligará a pensar realmente en la cantidad de dinero que tienes en tu presupuesto antes de pasarla.

3. Compra cosas de segunda mano

La mayoría de las personas de clase media no pueden permitirse comprar coches, electrodomésticos o ropa nueva de forma directa, así que muchos optan por financiar dichas compras. Esta práctica no es necesaria, ya que hay muchos coches o productos de segunda mano que están en muy buen estado, y se consiguen a un precio más asequible.

4. Alquilar

Alquilar de por vida puede que no sea tu sueño, pero teniendo en cuenta lo costosos que pueden ser las viviendas, este gasto puede llegar a ser beneficioso. Si te has comprometido a no tener deudas, la vivienda será probablemente tu mayor reto, pero si vives alquilado, podrías usar el dinero que te sobre para ir ahorrando hasta lograr comprar una modesta vivienda.

Sí, podría llevar mucho tiempo, dependiendo de tu nivel de ingresos, pero para muchos es un escenario mejor que el de contratar una hipoteca excesivamente costosa. Si vives alquilado, puedes considerar subarrendar una habitación para generar ingresos extra.

5. Compra solo lo que necesitas

A los compradores impulsivos no les gustará esto, pero es increíble la cantidad de dinero que se puede ahorrar poniendo en práctica una sencilla estrategia: pensar antes de comprar. En algunos casos, pensar con mucha antelación antes de comprar también puede ser provechoso. Investiga las mejores ofertas y práctica a escuchar la vocecita en tu cabeza que te pregunta: "¿Realmente necesito esto?".

Sabemos que la vida cuesta dinero, pero puedes aprender a divertirte sin gastar una fortuna. Como todo, requiere práctica. Si sabes que vas a necesitar unas pautas estrictas para mantener la mentalidad de ahorro, haz un presupuesto real y establece unas reglas razonables para ti.

Encuentra tu mejor crédito con la ayuda de askRobin

Share