Formas de ahorrar agua para gastar menos y cuidar el medio ambiente

Formas de ahorrar agua para gastar menos y cuidar el medio ambiente

El agua potable es un recurso necesario para la vida y su existencia es limitada, por lo que es muy importante su cuidado y uso eficiente.

En este artículo te explicaremos 10 formas sencillas de ahorrar en el consumo de agua en tu casa, así podrás ahorrar dinero en tu tarifa y ayudar al medio ambiente.

Si tenés niños, es muy importante que les enseñés el valor del agua. Estarán aprendiendo una gran lección para su vida y tus niños serán de ayuda imprescindible para lograr tus metas de ahorro.

Compará Préstamos

Consejos para ahorrar agua en casa

Si seguís estas acciones, estarás cuidando el agua y podrás ahorrar hasta el 50% de tu tarifa.

Baños más cortos

Duchas de más de 10 minutos o el llenado de una bañera implica un alto gasto de agua.

Considerá bañarte más rápidamente o cerrar el grifo mientras te enjabonás y solo abrirlo para quitarte el jabón y shampoo.

Los niños deberían incorporar este hábito pues si tenés varios hijos en la suma de todos los baños del día se puede ahorrar una considerable cantidad de agua.

Lavá la vajilla de forma eficiente

Si lavás la vajilla manualmente, es importante que no dejés el grifo abierto durante todo el proceso.

Podés primero refregar y enjabonar toda la vajilla con el grifo cerrado. Luego, solo utilizá el agua para limpiar el jabón de la vajilla.

No necesitás abrir el grifo al máximo; así ahorrarás aún más agua y además evitarás salpicaduras.

Completá el lavarropas y lavavajillas

Si vas a hacer un lavado de ropa en el lavarropa o de vajilla en el lavavajilla automático, siempre completá la carga.

La cantidad de agua utilizada en un ciclo de estos aparatos es la misma independientemente de lo que coloqués dentro, por lo que si está completa ahorraremos agua.

Planificá bien cuándo utilizarás el lavarropa o lavavajilla. Además de ahorrar agua, también ahorrarás electricidad.

Cerrá el grifo al lavarte los dientes o afeitarte

Muchas personas dejan el grifo corriendo agua mientras se lavan los dientes o afeitan. Esto no es necesario, así que deberías evitarlo completamente.

Podés mojar la pasta dental, cerrar el grifo, lavarte los dientes y finalmente abrir el grifo de forma breve para enjuagarte. Para los niños, puede ser útil que para el enjuague simplemente tengan un vaso con agua.

En el caso de afeitarte, podés utilizar una vasija con agua tibia donde podrás remojar la afeitadora, en lugar de utilizar el grifo.

Colocá un inodoro de doble descarga

La descarga del inodoro es una acción que implica el gasto de una importante cantidad de agua, sobre todo si tenés una familia numerosa.

Es importante que utilicés el inodoro solo para tus necesidades fisiológicas y no para descartar basura.

Adicionalmente, si instalás un inodoro de doble descarga, tendrás la opción de hacer una descarga de agua parcial o una descarga completa de acuerdo a la situación. Esto puede ahorrar hasta un 30% del agua utilizada por la cisterna.

Instalá reductores o aireadores en tus grifos

Es un hábito muy común abrir al máximo el grifo aún cuando no es necesario, lo que implica que estarás desperdiciando el agua.

Una opción muy económica que solucionará este problema forzadamente es la instalación de reductores o aireadores en tus grifos.

Este sistema hará que aún cuando abrás totalmente el grifo, el volumen parecerá el mismo que antes, pero en realidad gastarás menos agua porque estará compuesta por aire en gran parte.

Arreglá goteras y pérdidas de agua

Todo ahorro de agua que hagás en tu casa puede ser ineficiente si tenés pérdidas o goteras en tus cañerías, inodoros o grifos. Es importante solucionarlos totalmente.

Para detectar goteras podés hacer simplemente una inspección visual. Otra opción es asegurarte que toda salida de agua está cerrada y comprobar si así el contador de agua sigue corriendo o no.

Si tenés pérdidas, deberás solucionarlas lo antes posible. Esto puede implicar llamar a un profesional, o cambiar los grifos que estén demasiado deteriorados.

Deberías explicarle a los niños de la casa que tengan especial cuidado en no dejar ningún grifo abierto. Una canilla corriendo agua por algunas horas puede significar un enorme gasto de agua que opacará cualquier ahorro que hayas tenido.

Lavá las frutas y vegetales eficientemente

Es muy importante lavar bien las frutas y vegetales, especialmente los que consumirás crudos y con su cáscara. Sin embargo, este proceso puede utilizar demasiada agua.

Una forma de ahorrar agua al lavar las frutas y vegetales es colocarlos primero en una vasija con agua, allí refregar bien su cáscara y luego simplemente hacer un enjuague con agua corriente.

También podés lavar una buena cantidad de frutas en avanzada, de esta forma evitarás que tus niños deban hacerlo ellos para cada fruta que quieran comer, lo que implicaría más gasto de agua.

Utilizá agua de lluvia para regar tus plantas

El regado de árboles, arbustos y plantas puede conllevar un alto gasto de agua. Utilizar agua de lluvia para regar es una excelente alternativa.

Una forma es almacenar el agua de lluvia en bidones o tanques, que pueden ser colocados en la cañería de desagüe de tu techo. Es importante que tengan tapa para evitar proliferación de mosquitos en el agua estancada.

Para las plantas de interior, también podés llevarlas afuera cuando llueve. Evitarás tener que regarlas por varios días y las plantas estarán agradecidas con el agua de alta calidad.

Considerá suplantar el césped de tu jardín

Si vivís en un área desértica o donde debés regar el césped todos los días para evitar que se seque, tal vez debás considerar suplantar el césped por otro tipo de diseño.

Hay variedades de césped que requieren menos riego, por lo que esa puede ser una primera alternativa. Pero si ya tenés esa variedad y aún así debés regar demasiado, hay mejores ideas.

Un diseño de jardín con piedras, arena y plantas desérticas como tunas y suculentas quedará muy bien y no necesita riego.

Compará Préstamos

Cuidado del agua para niños

La mayoría de los consejos y formas de ahorrar agua que te mostramos anteriormente serán más efectivos si involucrás a tus niños, pero tu enseñanza puede ir más allá.

Podés explicarle a tus hijos la importancia del agua como un recurso vital y que no deben cuidarla solo para ahorrar dinero, sino porque es necesaria para la vida de todos.

Pedí a tus niños que ahorren agua en la escuela, que no contaminen cursos de agua naturales y que enseñen a sus hermanos menores con su ejemplo.

Video que explica la importancia del agua para niños

Share
Publicación más reciente